martes, 19 de junio de 2018

FALLECIÓ LA ESCRITORA QUETA GARCÍA NAVARRO.




Acabo de enterarme de que, en la primera semana de este mes de junio, falleció en Sant Boi de Llobregat la escritora Queta García Navarro, a los 60 años de edad.

Queta contactó por vez primera conmigo, hace varios años,  a raíz de un comentario que hizo al contenido de un post que colgué en uno de mis blogs en  Internet, y desde entonces, se convirtió en una asídua lectora, con la que  con cierta frecuencia  intercambiábamos comentarios de sus contenidos, al tiempo que  ella me iba informando de su incansable actividad literaria.

Queta es autora de diversos libros. Desde que en el año 2000 su primera novela ganó el Premio de Novela Universidad de Lleida, han sido numerosos los premios de narrativa  obtenidos en diversas ciudades de España, al tiempo que ha sido también finalista  en otros prestigiosos certámenes de entre los que recuerdo en estos momentos "La proporción aurea", "Una fiesta bajo las estrellas", "El alma de la mariposa", "Alla prima ", "La belleza", y otros muchos. Algunas de sus obras han sido traducidas al inglés, y publicados en los Estados Unidos de América y otros países de habla inglesa.   Aparte de su  obra narrativa, también ha publicado diversos poemas.

Mis  más sentidas  condolencias a su entorno familiar más próximo y mis oraciones para su eterno descanso.


jueves, 7 de junio de 2018

LA CASA DE MATERNITAT I EXPOSITS Y SU IMPORTANTE LABOR BENÉFICA A LO LARGO DE 400 AÑOS, EN BARCELONA.

 Entrada principal "CASA D'INFANTS ORFES", en el primitivo edificio de la Plaça Vicenç Martorell.
 Detalle del torno, junto a la puerta principal, con una ranura para depositar algún donativo.

 Interior del torno.



El torno de los expósitos, llamado también el torno de los huérfanos, es una circunferencia adosada a la pared, junto a la puerta principal, que hubo en la plaza Vicenç Martorell, de Barcelona. Junto a él, existe una tapa con una caja para las limosnas.

En este lugar se fundó, en el año 1583, la Casa de la Misericordia, que era un hospicio donde se recogían a los niños abandonados. Tres siglos más tarde, pasó a denominarse Casa Provincial de Maternidad y Expósitos, que eran atendia por las Hermanas de la Caridad.

Este torno funcionó hasta el año 1931. Cuando una persona quería abandonar a un niño de manera anónima, lo dejaba en la parte exterior del torno, hacía girar la rueda y de esta manera entraba la criatura en el hospicio.

Se les solía bautizar con el nombre del santo del día, y se apellidaban  de la manera que habían entrado. Expósito, Expósito. 

El origen de la Casa de la Misericordia se remonta al año 1581, cuando su fundador, el sacerdote y Catedrático de la Universidad de Barcelona, Diego Pérez de Valdivia, consternado por el gran nùmero de personas pobres que habían en las calles de la ciudad, sin techo donde alojarse, obtuvo una ayuda del Consell de Cent para fundar un asilo en la Casa dels Àngels. Este asilo adoptaría, poco después, el 24 de febrero de 1584, el nombre de Hospital de Nuestra Señora de la Misericordia.

En 1684 sde singularizó la actividad de aquella institución, al acordar el Consell de Cent, que su dedicación se concretara en la acogida de " donzelles necessitades d'ampar", siendo esta la obra social que, desde entonces, centró la actividad de la Casa de  Misericordia, haciendo realidad durante más de cuatrocientos años de trabajo, su voluntad de servicio y solidaridad con las personas necesitadas.
 
Portada del libro "La Casa de Maternitat i Expòsits", que recoge la dilatada historia de uno de los centros de beneficencia infantil más avanzados de España, situado en Les Corts, de Barcelona.


Según un estudio realizado por la Generalitat de Catalunya en el año 2002, sólo 2 de cada 100 niños morían  al nacer, en Catalunya. Ser madre soltera ha dejado de ser una vergüenza y es una opción más. Aunque en ocasiones estremece la noticia de un recién nacido tirado en un contenedor de basura, el abandono de un niño resulta poco frecuente. Sin embargo, en el año 1583 en que nació la Casa de Maternitat i Expòsits, de Barcelona, las circunstancias eran muy distintas. La moral católica y las dificultades económicas de una parte mayoritaria de la sociedad, propiciaban que multitud de niños fueran abandonados.

Para afrontar esta circunstancia fue necesaria crear una institución como la Casa de Maternitat i Expòsits, situada en el barrio barcelonés de Les Corts, y que se creó como un centro de beneficencia gestionado por una comunidad religiosa. Para miles de niños, esta institución fue la puerta a la vida. Al comienzo las cosas fueron difíciles. "Casi todos los niños se morían. No sabían por qué, pero la mortalidad era muy elevada", como explica Josep Montiel, uno de los autores del libro, publicado por la Diputación y el Ayuntamiento de Barcelona, en reconocimiento a la labor realizada por aquella institución.

SOLTERAS, EXPÓSITOS Y HUÉRFANOS

La Casa de Maternitat de Les Corts, acogía a madres solteras que, por circunstancias diversas, se veían obligadas a dar a luz lejos de su domicilio, en el anonimato y de forma clandestina. Tener un hijo fuera del matrimonio suponía, en aquella época , la exclusión social. Las mujeres que estaban en esta situación debían de pasar desapercibidas, hasta el punto de que, a la hora de parir, la mayoría se ponían un velo negro para que ni las comadronas las reconocieran. Después de dar a luz, se esfumaban, aunque algunas, bajo la protección de las monjas de la institución, permanecían allí como nodrizas, cuidando a su propio hijo y a los demás niños abandonados, atendido que la mayor parte de los bebés allí acogidos eran precisamente eso, expósitos.

Normalmente , un familiar de la madre se desplazaba hasta Barcelona -- llegaban gentes de toda la provincia y de otras partes de Catalunya -- y depositaban al recién nacido en un torno, sin que nadie lo viera, y tocaba una campanilla. Entonces " una de las religiosas, conocida como "monja tornera", acudía al instante a recoger al bebé", explica Montiel.

El problema derivaba en que, en los largos trayectos hasta llegar a la Casa de Maternitat, el bebé pasaba frío y casi no comía. Las pésimas condiciones de vida, unidas a la falta de higiene, ocasionaba que la mayoría de ellos  llegaban moribundos.

A finales del siglo XIX se consiguió controlar la mortalidad, y consecuentemente el número de niños acogidos aumentó y la institución quedó desbordada. Entonces se decidió  que los niños enfermos se quedarían allí, mientras que los que estuvieran sanos serían cuidados por nodrizas contratadas en el exterior. "Eso sí. tenían que llevarlos periódicamente allí para que se comprobara que se les trataba correctamente. Y además, a los cinco años tenían que retornar a la Casa de Maternitat", puntualiza Josep Montiel.

EL PROGRESO

"El gran cambio en la Casa de  Maternitat llegó con la Mancomunitat de Catalunya", dice Montiel. A partir de 1914, la Diputación de Barcelona aumentó su aportación económica situando aquella institución como un referente de la beneficencia infantil.

Pero la transformación fue más allá. Los profesores puestos por la Diputación, sustituyeron a las monjas en la educación de los niños, y por vez primera les dieron las clases en catalán. Además, se iniciaron servicios de pediatría, para atender a los cerca de dos mil niños que por aquel enconces residían allí, y de ginecología. La atención médica profesional sustituía así el voluntariado de las comadronas, y la Casa de Maternitat se convertía en una institución pionera en España, al dar paso la caridad a la asistencia social.

LA GUERRA CIVIL ROMPIÓ CON TODO AQUELLO

Los niños abandonados a causa de la Guerra Civil española, eran numerosos y los recursos muy escasos. Ya no se dejaba a su suerte sólo a los bebés, y centenares de padres llevaban allí a sus hijos para que estuvieran a salvo temporalmente. Para poder reconocer a sus hijos cuando regresaran, los marcaban con un signo identificativo, sin embargo algunos no volvieron jamás, y ante el caos de la guerra, a las nodrizas externas les perdieron el rastro.

LA PLENA ADOPCIÓN

El franquismo significó un retroceso. Las religiosas tomaron de nuevo el control de la institución y se dejó de investigar en el campo ginecológico. Aún así, en el año 1940 se procedía a la inauguración del pabellón Azul, en el que se ofrecía asistencia médica durante el parto a las mujeres casadas, mientras que las solteras la recibían en el pabellón Rosa.

El cese de las actividades de la Casa de Maternitat estuvo marcado por un cambio de la legislación. Hasta el año 1958 los padres biológicos podían reclamar a sus hijos en cualquier circunstancia, a pesar de haberlos abandonado con anterioridad, lo cual causaba desánimo a los padres que querían adoptar, atendido que podrían verse alejados de sus hijos, después de haber establecido lazos afectivos

CIERRE DE LA CASA DE MATERNITAT.

La Casa de Maternitat cerró sus puertas allá en los años ochenta del siglo pasado, atendido que los abandonos a la manera tradicional, dejaron de producirse, y el Estat del Benestar se encargó de proporcionar cobijo a los expósitos y huérfanos a través de sus centros de acogida, entre otros servicios sociales. 


FUENTE DE CONSULTA
Autores varios. "La Casa de Maternitat i Expòsits". Diputació de Barcelona i Ajuntament de Barcelona. Barcelona. 2004. 

lunes, 28 de mayo de 2018

LA REVUELTA DE LAS MUJERES EN BARCELONA, PROVOCADA POR LA CARESTÍA DE LA VIDA. (14 DE ENERO DE 1918)

      (Pulsando encima de la imagen, podrán verla aumentada de tamaño)

 A consecuencia de la carestía de la vida, el 14 de enero de 1918, unas comisiones de mujeres recorrieron los barrios barceloneses de Sants, Gracia y Sant Andreu, invitando a las mujeres que estaban trabajando, a que se les unieran, rechazando el apoyo de los hombres, diciéndoles que siguieran ellos trabajando, porque ellas solas eran suficientemente capaces de lograr lo que se habían propuesto, --que era el abaratamiento de las subsistencias -- consiguiendo que una manifestación de unas cuataro mil mujeres se dirigieran a la Plaça Reial, donde improvisaron un mitin.

Por la tarde de aquel mismo día, la manifestación con unas cinco mil mujeres, acudieron al Gobierno Civil, donde se celebró una reunión de la Junta de Subsistencias, para estudiar la posibilidad de aumentar la llegada a Barcelona de artículos de primera necesidad.

El ímpetu de aquellas mujeres consiguió vencer la resistencia de los guardias de seguridad,  que se encontraban de servicio custodiando la entrada al edificio, y en tropel subieron las escaleras para hablar con el gobernador, que a la vista del cariz que tomaba el asunto, dió la orden de desalojar la escalera, que se hallaba repleta de mujeres.

A consecuencia de la presión, entre las que temerosas de resultar heridas  decidieron bajar, y el empuje que desde abajo forzaban el resto de mujeres, provocaron que se desprendiera la baranda de hierro, cayendo un grupo de ellas al vacío, saldándose con un considerable número de heridas, entre las que resultaron con piernas fracturadas, conmociones cerebrales y otras heridas de diversa consideración, pero sin que se registrara ninguna defunción.

Luego, en las calles de Barcelona, grupos de mujeres asaltaron tahonas, detuvieron carros que transportaban carbón y los vaciaban, mientras otras entraban en las  carnicerías en busca de alimentos.

NOTA

Las fotografías proceden de la revista "La Hormiga de Oro". Barcelona

viernes, 25 de mayo de 2018

VIAJE POR EL INTERIOR DEL ALCANTARILLADO DE BARCELONA, CON MOTIVO DE LA INAUGURACIÓN DE UNOS TRAMOS, CON COMIDA SERVIDA DENTRO DEL MISMO LUGAR ( 25 DE MAYO DE 1907)

Se cumple en el día de hoy, ciento once años de la inauguración de los tramos de la red de alcantarillado en la ciudad de Barcelona,  correspondiente a las calles de Entença, Rocafort, Calabria y Borrell, entre la Gran Via de les Corts Catalanes, que en aquella época se denominaba  calle de las Cortes, y Consell de Cent.

El acto estuvo presidido por el alcalde Domènec Sanllehy, acompañado de miembros de su Consistorio, así como otras autoridades locales. arquitectos, representantes de los medios de comunicación social de la ciudad e invitados  que,  junto con una multitud de ciudadanos,  se concentraron en las confluencias de las calles Rocafort con Consell de Cent.

              Procedencia: Ilustración Catalana (1907). Foto: Adolf Mas

Como puede apreciarse en esta fotografía, la entrada a la red del alcantarillado fue adornada con enramadas que rodeaban la rampa de acceso, para poder descender al subsuelo y recorrer el túnel de la red en toda su extensión. Como recoge una crónica de "La Vanguardia", el tramo inaugural fue iluminado con bombillas eléctricas,  y con luces de acetileno las alcantarillas secundarias que vertían sus aguas negras en la principal que se inauguraba. 

Los asistentes tuvieron ocasión de ver en funcionamiento dos vagonetas de recogida y transporte de residuos, que para aquella ocasión habían estado adornadas con flores y verde vegetación, e iluminadas también con luces de acetileno.

Finalizado el trayecto recorrido, la Comisión del Ensanche ofreció un "lunch" a los asistentes, en el interior del mismo alcantarillado.

            Procedencia: Ilustración Catalana (1907). Foto: Adolfo Mas


 Para ello, adosadas a una de las paredes, se extendió una larga hilera de mesas que ocupaba todo el tramo inaugurado. Manteles de hilo, cubiertos, vajilla de porcelana y copas de cristal, todo ello adornado con rosas y claveles.

Animado por los asistentes, el alcalde hizo un brindis y pronunció un entusiasta discurso, destacando que " ... el hecho de que el Ayuntamiento se preocupe de la higienización del subsuelo, no significa que Barcelona sea, como algunos pretenden, una ciudad malsana, en manera alguna; nuestra ciudad, por su clima y por sus condiciones naturales resulta, á no dudarlo, una de las más sanas. Si la comparación de las estadísticas demográficas de Barcelona con las de otras capitales extranjeras de su importancia, resulta que la cifra de su mortalidad es mayor tal vez se deba a que nuestras estadísticas son más aproximadas a la realidad que las otras".

Después de la tanda de discursos, los invitados ocuparon sus respectivos lugares en la mesa, donde se les sirvió, ofrecido por Casa Llibre, un menú de bocadillos " de pasta de brioix" variados, acompañados de cava, y finalmente fueron obsequiados con puros habanos. 

En el exterior, en la calle, la multitud de curiosos, ante la incerteza de lo que se estaba cociendo bajo sus pies, oían murmullos  como procedentes de ultratumba,  mientras el humo de los habanos consumidos salía por la boca del alcantarillado.

domingo, 20 de mayo de 2018

20 DE MAYO : FESTIVIDAD DE SAN BAUDILIO ( SANT BALDIRI Y SANT BOI).

 Retablo de Sant Baldiri, de Lluis Dalmau (Gótico - flamenco. Año 1448).
Durante la Guerra Civil española fue salvado de las llamas por personas valientes, cultas y con una estima por el arte y la historia de Sant Boi.


 Un ejemplar de los Goigs (Gozos)  a Sant Baldiri (siglo XVIII). Patrón de Sant Boy de Llobregat. (Véase que escribían Sant Boy, en lugar de Sant Boi)

Iglesia de Sant Baldiri, en Sant Boi de Llobregat, de estilo barroco, construída y costeada en su totalidad por el párroco mossèn Francesc Albertí, entre los años 1725 y 1752, sobre una antigua iglesia románica  edificada entre los siglos XI y XII. En su interior, está la tumba de Rafael Casanova, Conseller en Cap de Barcelona durante el sitio de Barcelona (1713-1714). Está incluída  en el Inventari de Patrimoni Arquitectònic de Catalunya.

LA TOPONIMIA A TRAVÉS DE LA HISTORIA 

Durante la presencia de los musulmanes, el municipio se denominaba Alcalà, que en árabe significa castillo.

El nombre de Sant Boi (Sam'boj), procede la denominación popular de Sant Baldiri, titular de la Parroquia, que está documentada en el siglo XIV como Sant Boi ó Sant Boi d'Alcalà.

En el transcurso de los siglos XV y XVI se denominaba Sant Boi.

El nombre castellanizado de San Baudilio (Sant Baldiri), es anterior al siglo XIX, y se incluyó en los primeros censos de la población. 

Durante la República, recuperó el nombre de Sant Boi de Llobregat.

En el transcurso de la Guerra Civil española, por la supresión de los términos Sant o Santa en las toponimias de las ciudades o   municipios, cambió a Vilaboi. 

Al finalizar la Guerra Civil española, volvió de nuevo a denominarse San Baudilio de Llobregat.

Con la recuperación de la democracia, en el año 1976 fue uno de los primeros municipios que consiguió el cambio normalizado de Sant Boi de Llobregat.

Consecuentemente, el nombre oficial del municipio, es Sant Boi de Llobregat, ( en catalán y en castellano, atendido que las denominaciones oficiales no admiten traducción).

 La denominación de San Baudilio, corresponde a Sant Baldiri, en catalán, titular de la Parroquia del mismo nombre.


EL TOPONIMIO DE SANT BOI: 


*  Sant Boi de Nimes. Patrón de Nimes (Francia)

* Sant Boi de Llobregat, en la comarca del Baix Llobregat, provincia de Barcelona.

* Sant Boi de Lluçanès, en la comarca del Lluçanés, si bien adscrito administrativamente a la comarca de Osona, provincia de Barcelona.



ALGUNOS DATOS BIOGRÁFICOS DE SANT BALDIRI.

 Se desconoce el año y lugar de nacimiento de Sant Baldiri, incluso de su infancia, si bien se cree que debía ser cristiano atendido que lo llevaron y confiaron a un monge del Mediodía de Francia, para que lo orientara por el camino de Cristo, y parece ser que lo aprovechó y avanzó en su perfección hasta el punto que el obispo de Orleans, San Eubert,  protegió su vocación eclesiástica, y a los 20 años de edad fue ordenado diácono.

Había heredado un importante patrimonio. Sintió dentro suyo aquellas palabras "Véndelo todo, dáselo a los pobres y vente conmigo". Después de repartir  su patrimonio a los pobres, y libre de todo lo que le envolvía terrenalmente, se dirigió a Nimes (Francia). Tenía entonces treinta años de edad. A su joven corazón se añadía la llama de la caridad, y así se encontró por los alrededores de Nimes donde recorrió los pueblos cercanos predicando la fé, cuyos moradores le siguían y atraídos por la dulzura de sus palabras le pedían  recibir las aguas del Bautismo. Pero para él no era suficiente. Quería predicar la verdad en el mismo corazón de la mentida. Quería hacer conocer al Dios desconocido en el mismo templo del paganismo. Era el sendero que le conduciría al martirio. El pueblo pagano se levantó furioso y se le echó encima, revuelcandolo  y lo arrastrandolo por el suelo. Cogieron palos con brasas y lo quemaron  por todo el cuerpo, pero con ira quería que muriese poco a poco, aplicándole toda clase de tormentos.

Con el alma abonanzada y serena, con la mirada fijada en el cielo, rogaba por sus verdugos y por todo aquel pueblo idólatra, y pedía a Dios que aceptara su sangre, para que fuera el riego saludable que hiciera nacer prontamente la semilla sembrada de la fe.

Aquella serenidad y paz de espíritu, acrecentaron todavía más la rabia de los sacerdotes paganos, temerosos de que su pueblo se llegara a contagiar , conmovido por sus palabras y su caridad, determinaron terminar cuanto antes. De imediato de entre ellos apareció uno con un hacha en la mano y le partió la cabeza de certero golpe, desangrándose  en abundancia.

De esta manera acabó la vida mortal de aquel fervoroso joven. Los judíos pensaban haber dado muerte a la doctrina evangélica matando a Jesús. Sin embargo ya lo había dicho Tertuliano " La sangre de los mártires es la semilla de los cristianos", y consecuentemente no tardó demasiado en convertirse todo el pueblo de Nimes. De los verdugos y de su religión, desaparecieron  todo vestigio, mientras que a Nimes para siempre más  fue y será visitada la Vall de Sant Baldiri, donde fue enterrado por sus discípulos el cuerpo del apóstol mártir. Orleans y todo el Mediodía de Francia lo visitan en multitudes y refieren los milagros que se obran ante su tumba.(1)

(1) Clascar i Sanou, Frederic. Prevère. "Vida de Sant Baldiri". Col.lecció Biblioteca Popular. Sant Boi de Llobregat. 1968.





lunes, 14 de mayo de 2018

EL HOSPITAL DE SANT SEVER (BARCELONA), PARA LA ASISTENCIA DE SACERDOTES ENFERMOS O CON PERTURBACIONES MENTALES ( 1412 -1925)


 Planta del Hospital de Sant Sever, según los "Quarterons de Garriga y Roca" (1859-1862)
Una lona ha estado cubriendo la fachada del antiguo hospital por obras, interrumpidas desde el año 2009.

El Hospital de Sant Sever (San Severo), fue un antiguo centro asistencial para clérigos enfermos o con perturbaciones mentales, situado en la calle de la Palla, números 19 - 21, en el Barrio Gótico de Barcelona. Fundado en 1412, mantuvo su actividad hasta el año 1925.

En estos momentos el edificio, muy deteriorado, está desocupado. en espera de completarse las obras de rehabilitación que se intrrumpieron en 2009. En su interior alberga un claustro gótico y la antigua iglesia, conservando también la fachada de estilo renacentista, con  una catalogación  de Bien Cultural de Interés Local. 


UN POCO DE HISTORIA.

Mossèn Jaume Aldomar, presbítero beneficiado de la Seu  de Barcelona, fundó un hospital  bajo la advocación de Sant Sever, uno de los patrones de la Diócesis de Barcelona, para atender a los sacerdotes pobres y enfermos del obispado de Barcelona, haciendo donación, el 8 de agosto de 1412, de los terrenos, con casas y huertos, así como del mobiliario y la rentas necesarias para  la fundación y funcionamiento del hospital.

Aquel hospital, al ser fundado por iniciativa personal, funcionaba de forma autónoma, a diferencia de otros hospitales barceloneses de aquella época, que dependían del obispado o del capítulo catedralicio.

A lo largo de cinco siglos, el recinto hospitalario sufrió diversas reformas estructurales y ampliaciones, que modificaron notablemente la fisonomía  de las construcciones originales.

En el siglo XVI se construyeron nuevos espacios e instalaciones, incluyendo una nueva iglesia en la parte posterior del recinto, ocupando el terreno del huerto, y un siglo más tarde se adquirió una nueva parcela de terreno, al lado de la iglesia, donde posteriormente se construyó el claustro.

En el transcurso de la segunda mitad del siglo XVIII se efectuó la reforma más importante del recinto, que configuró la estructura interna actual del edificio, probablemente a causa del incendio que se declaró en el hospital el 8 de diciembre de 1748.

En el año 1837 se agregó al conjunto,  la finca númro 19, una reedificación del año 1771, y entre finales del siglo XIX y principios del XX se efectuaron las últimas remodelaciones del hospital para adecuarlo a nuevos usos domésticos, construyéndose las plantas superiores, del segundo al cuarto piso, destinadas a uso residencial, y se configuraron los accesos, segregando la escalera para el personal del hospital de la entrada para los inquilinos particulares..

En el año 1913 el hospital perdió su independencia al quedar adscrito a la jurisdicción del obispado, y debido a la carencia de condiciones óptimas para el cuidado de los enfermos, en 1925 la institución llegó a un acuerdo para trasladar su actividad al Seminario Mayor de Sacerdotes retirados de la Diócesis de  Barcelona ( actual Residencia Sacerdotal Sant Josep Oriol), en el barrio de Les Corts), mientras que el edificio de la calle de la Palla fue traspasado a manos particulares.

Al término de la Guerra Civil española, en los bajos del número  21, estableció su tienda Agustín Mendoza, considerado uno de los principales anticuarios barceloneses de la posguerra. El 1958 el inmueble fue adquirido por la familia Sesplugues, que en diciembre de 2006 obtuvo licencia para transformar los 2750 metros cuadrados de superficie, en un hotel de lujo. El el año 2007 se iniciaron las obras de rehabilitación, que por el fallecimiento de su promotor permanecen interrumpidas desde 2009, si bien en el año 2010 el Ayuntamiento de Barcelona le retiró la licencia hotelera, atendido que su adjudicación está siendo investigada judicialmente como parte de una trama de concesiones irregulares.

viernes, 11 de mayo de 2018

LA SEMANA TRÁGICA DE BARCELONA ( DEL 26 DE JULIO AL 2 DE AGOSTO DE 1909)

 Dantesco espectáculo de la ciudad de Barcelona con las columnas de humo procedentes de la quema de iglesias y conventos.


Se conoce como Semana Trágica, a los sucesos acaecidos en Barcelona y otras ciudades de Catalunya, entre el 26 de julio y el 2 de agosto de 1909.

Aquellos ocho días de revuelta, provocaron un total de 87 muertos, de los cuales tres eran militares, dos guardias civiles, tres sacerdotes, cuatro miembros de la Cruz Roja y setenta y cinco civiles. Fueron asaltados 81 edificios, entre los que habían 27 escuelas de órdenes religiosas, 4 escuelas parroquiales, 18 iglesias y 18 conventos.

 Estado ruinoso en que quedó el interior de la iglesia de Nuestra Señora del Carmen, de las Jerónimas.
 También sufrió serios desperfectos, el Colegio San Miguel, de los Misioneros del Sagrado Corazón de Jesús, en la confluencia de las calles de Muntaner y Roselló, que había sido la primera Casa de la Restauración en España de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios. (Asilo - Hospital para niños escrofulosos y raquiticos pobres y primer hospital infantil de España y tercero de Europa).

 El público contempla las momias profanadas por los marxistas en el Convento de las Salesas, del Passeig de Sant Joan, que fueron expuestas, al igual que en otros conventos , a la curiosidad pública por las milicias asaltantes de aquellos establecimientos religiosos.



EL DESENCADENANTE DE AQUELLOS VIOLENTOS ACONTECIMIENTOS.

Fue el decreto del gobierno de Antonio Maura, que suponía el envío de tropas de reservistas a las posesiones españolas de Marruecos, atendido que en aquellos momentos atravesaban una época de mucha inestabilidad económica, siendo la mayoría de aquellos reservistas padres de familia de las clases obreras. 

Unos días antes, el domingo día 18 de julio, al producirse uno de los embarques, multitud de hombres y de mujeres gritaban desde el muelle:

         ¡¡ Abajo la guerra !!. ¡¡ Qué vayan los ricos !!. ¡¡ Todos o ninguno !!. 

Todo ello derivó en protestas contra la guerra colonial en Marruecos y contra el injusto sistema de reclutamiento, al ser llamados los reservistas catalanes. 

Se le unió el anticlericalismo irracional, que se hallaba extendido entre las clases populares, pormovido por Lerroux.

Y finalmente el malestar social y económico del proletariado barcelonés. 

Las consecuencias derivaron en manifestaciones masivas, construcción de barricadas en las calles y convocatoria de huelga general, promovidas por los sindicatos, anarquistas, socialistas y radicales, que degeneró en una insurrección  violenta y espontánea.

El gobierno de Antonio Maura  declaró el estado de guerra y sofocó la insurrección.


INMEDIATA REPRESIÓN DURÍSIMA Y ARBITRARIA DEL GOBIERNO MAURA.

El gobierno Maura, por medio de su ministro de Gobernación Juan de la Cierva y Peñafiel, inició de inmediato, el 31 de julio, una represión durísima y arbitraria, con la detención de varios millares de personas, de las que dos mil fueron procesadas; a 175 se les condenó a penas de destierro y a 59 a cadena perpétua, mientras que otros 5 fueron condenados a muerte. Además se clausuraron los sindicatos y se ordenó el cierre de las escuelas laicas.

Los condenados a muerte, fueron:

* Josep Miquel Baró, nacionalista republicano , ejecutado el 17 de agosto de 1909  en el Castillo de Montjuic.

* Antonio Malet Pujol, republicano lerrouxista, ejecutado el 13 de setiembre de 1909, en el Castillo de Montjuic.

* Clemente Garcia , joven con discapacidad mental, por haber bailado con el cadáver de una monja por las calles de Barcelona, ejecutado  el 4 de octubre  de 1909 en el Castillo de Montjuic.

* Eugenio del Hoyo, ex guardia civil y guardia de seguridad, también ejecutado en el Castillo de Montjuic.


 * Y el más conocido de todos ellos, Francesc Ferrer i Guardia, pedagogo anarquista cofundador de la Escuela Moderna, ejecutado el 13 de octubre de 1909 en el Castillo de Montjuic.

 
Boletín de la Escuela Moderna, publicado el 1 de mayo de 1908.


Francesc Ferrer i Guardia fue acusado falsamente  de instigador de la revuelta. 

Se registraron infinidad de peticiones de indulto, algunas de ellas desde el extrangero, pero  el gobierno Maura no les concedió la más mínima consideración.

Protesta multitudinaria en París (Francia) por la ejecución de Francesc Ferrer i Guardia, el 17 de octubre de 1909.


RECLAMANDO LA ENTREGA DE MOMIAS O RESTOS CADAVÉRICOS.

Un suelto publicado en "La Vanguardia", rezaba así:

"Reclamada por las religiosas Gerónimas la entrega de las momias ó restos cadavéricos de religiosas de su comunidad que fueron recogidas en varias calles de esta ciudad durante los días de los sucesos ocurridos en la última semana de julio, y resultando que todos los restos que fueron hallados y no reclamados en aquellos mismos días, se encuentran depositados en tres tumbas del Cementerio del Sudoeste, ignorando si son ó no de religiosas de dicha orden; la Alcaldía hace pública la petición con el fin  de que si hay alguna otra comunidad que crea que entre dichos restos o momias existe alguno de religiosa que hubiera pertenecido á su orden , lo ponga en conocimiento del Negociado de Cementerios de la Secretaria municipal, en el término de ocho días, para indicarles el día y hora que se efectuará la entrega por si desean presenciarlo".(1)

(1) "La Vanguardia". Domingo, 14 de noviembre de 1909. Pág. 4