lunes, 9 de julio de 2018

EL F.C. SANTBOIÀ, MODIFICA SU ESCUDO.



Con motivo de cumplir el F.C. Santboià  los 110 años de historia, la Asamblea de Socios, celebrada el pasado día 5 de este mes de julio, aprobó la propuesta de modificación del escudo del club, añadiendo en la parte inferior, el año de su fundación (1908).

Con ello se pretende recordar la dilatada trayectoria  de la centenaria entidad, que ha superado satisfactoriamente, a lo largo de su historia, las numerosas adversidades que ha tenido que afrontar en su recorrido.

El F. C. Santboià milita en el Grupo 5 de la Tercera División.

lunes, 2 de julio de 2018

EL RUINOSO ESTADO DEL SANATORIO ANTITUBERCULOSO DE AGRAMONTE, EN LA PROVINCIA DE ZARAGOZA.








El Sanatorio Antituberculoso de Agramonte, en Tarazona, fue un antiguo preventorio situado en las faldas del monte Moncayo, en la provincia de Zaragoza.

Allá en el año 1920 se pretendió proyectar un impulso en la zona del Moncayo, intentando en varias ocasiones impulsar un proyecto, hasta que en 1927, un Real Decreto lo declaró como Sitio Natural de Interés Nacional de la Dehesa del Moncayo.

El 1934, durante la Segunda República, a través de una orden ministerial se cedieron, al Ayuntamiento de Tarazona, unas cuarenta mil hectáreas de terreno para la construcción de la Ciudad Montaña de Agramonte,  para la ubicación de un sanatorio, un hotel y colonias escolares. Con la Guerra Civil española, en 1936, el proyecto quedó paralizado, retomándose una vez finalizada después de varios intentos.

El primer edificio que se levantó fue el hotel. En aquella época el hotel - refugio disponía de instalaciones de agua corriente, baños, calefacción y luz eléctrica en sus dos plantas. En la noble había el comedor y el salón, y en la segunda, once habitaciones.

Al  estallar la Guerra Civil española, el edificio quedó abandonado, y en mayo de 1938 se inauguró el sanatorio antituberculoso con asistencia del Ministro de Orden Público, general Martínez Anido. Unos meses después, en agosto, llegaban las Hermanas de la Caridad de Santa Ana para la formación del Sanatorio de Agramonte, con la colaboración de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Zaragoza, Aragón y La Rioja, que contrataban a las  enfermeras.

Este sanatorio prestaba servicios a las personas que no podían costearse el tratamiento, atendido que en aquella época todavía no lo cubría la Seguridad Social. Inicialmente se atendían a mujeres y niños, y más tarde se empezaron a tratar también a las personas del género masculino, lo cual conllevó que fuera ampliado con dos nuevos pabellones, si bien la contrucción era ya más humilde, con suelo hidráulico, no tan lujosa como la entrada principal del establecimiento, donde en principio estaba previsto el hotel, que disponía de suelo de mármol.

El 30 de septiembre de 1978 el Sanatorio cerró sus puertas, atendido que la tuberculosis estaba cubierta por la Seguridad Social. El establecimiento quedó abandonado, siendo objeto de actos vandálicos hasta convertirlo en un lamentable estado ruinoso, como puede apreciarse en las imágenes que ilustran  estas líneas.

El lugar es frecuentado por amantes de la parapsicología y por  quienes están interesados en la obtención de fenómenos paranormales.

jueves, 21 de junio de 2018

EN LA TRISTE DESPEDIDA DE " BONIC ", MI MEJOR AMIGO, EN LOS DIECISIETE AÑOS Y MEDIO DE SU EXISTENCIA.

 "Bonic", a los seis años de edad.

"Bonic", en una fotografia reciente, con 17 años  y cinco  meses de edad.


"Bonic", Baza,(Granada), 15 de enero de 2001 - La Garriga, (Barcelona), 21 de junio de 2018.

Hoy es un día muy triste para mi. Anímicamente estoy destrozado y muy deprimido.  El veterinario acaba de poner punto final a la vida de mi mejor amigo, "Bonic", después de convivir en su compañía durante diecisiete años, cinco meses y seis días.

"Bonic" en estos últimos años adolecía de ciertas limitaciones propias de su avanzada edad, como era la pérdida del oído y la aparición de cataratas en la vista, pero en estos últimos días había perdido la capacidad de mantenerse en pie. Las fuerzas ya no le acompañaban, y si bien le ayudábamos a levantarse, al momento se desvanecía. Sus esfuerzos al  intentar reincorporarse significaban unos esfuerzos inútiles que le causaban mucho cansancio y sufrimiento, al tiempo que siempre iba mojado con sus orines y defecaciones. Ha sido muy duro tomar la decisión, pero nuestro sufrimiento al verle contínuamente en aquellas situaciones, también para él tan sufridas, y de las que se quejaba, nos ha obligado a tomar   esta decisión final.

"Bonic" había sido abandonado en la calle, en Sant Boi de Llobregat, y lo recogimos para trasladarlo al Refugio de Animales Domésticos del Ajuntament de Sant Boi de Llobregat, donde residíamos en aquellas fechas. Sin embargo el hecho de tenerlo en brazos durante el trayecto, suscribimos un compromiso de adopción si, transcurridos los preceptivos veinte días, no era reclamado por sus legítmos dueños, puesto que no llevaba "xip". Transcurrido aquel periodo de tiempo, y sin que nadie lo reclamara, el Ajuntament de Sant Boi de Llobregat nos lo entregó en adopción, debidamente castrado y con "xip". Luego, lo que son las cosas, pudimos conocer quien lo abandonó, y de ahí conocer el lugar y fecha exacta de su nacimiento en la granadina localidad de Baza.

"Bonic" ha sido un fiel compañero y el mejor amigo  mientras ha estado con nosotros. Los dos últimos años de su vida ha precisado de nuestros cuidados continuados, puesto que necesitaba  que le fuera suministrada la comida diractamente a su boca y ya no controlaba sus esfínteres. Pero con delicadeza y   cariño hemos procurado que estuviera, en todo momento,  bien atendido y fuera feliz hasta el último momento de su vida. Una inyección lo ha inducido a un sueño profundo del que ya no ha despertado, y pasadas unas horas, será incinerado.

Con este "post" pretendemos rendirle nuestro último homenaje, con el imborrable recuerdo que perdurará para siempre en el  entorno familar en el que ha convivido.

martes, 19 de junio de 2018

FALLECIÓ LA ESCRITORA QUETA GARCÍA NAVARRO.




Acabo de enterarme de que, en la primera semana de este mes de junio, falleció en Sant Boi de Llobregat la escritora Queta García Navarro, a los 60 años de edad.

Queta contactó por vez primera conmigo, hace varios años,  a raíz de un comentario que hizo al contenido de un post que colgué en uno de mis blogs en  Internet, y desde entonces, se convirtió en una asídua lectora, con la que  con cierta frecuencia  intercambiábamos comentarios de sus contenidos, al tiempo que  ella me iba informando de su incansable actividad literaria.

Queta es autora de diversos libros. Desde que en el año 2000 su primera novela ganó el Premio de Novela Universidad de Lleida, han sido numerosos los premios de narrativa  obtenidos en diversas ciudades de España, al tiempo que ha sido también finalista  en otros prestigiosos certámenes de entre los que recuerdo en estos momentos "La proporción aurea", "Una fiesta bajo las estrellas", "El alma de la mariposa", "Alla prima ", "La belleza", y otros muchos. Algunas de sus obras han sido traducidas al inglés, y publicados en los Estados Unidos de América y otros países de habla inglesa.   Aparte de su  obra narrativa, también ha publicado diversos poemas.

Mis  más sentidas  condolencias a su entorno familiar más próximo y mis oraciones para su eterno descanso.


jueves, 7 de junio de 2018

LA CASA DE MATERNITAT I EXPOSITS Y SU IMPORTANTE LABOR BENÉFICA A LO LARGO DE 400 AÑOS, EN BARCELONA.

 Entrada principal "CASA D'INFANTS ORFES", en el primitivo edificio de la Plaça Vicenç Martorell.
 Detalle del torno, junto a la puerta principal, con una ranura para depositar algún donativo.

 Interior del torno.



El torno de los expósitos, llamado también el torno de los huérfanos, es una circunferencia adosada a la pared, junto a la puerta principal, que hubo en la plaza Vicenç Martorell, de Barcelona. Junto a él, existe una tapa con una caja para las limosnas.

En este lugar se fundó, en el año 1583, la Casa de la Misericordia, que era un hospicio donde se recogían a los niños abandonados. Tres siglos más tarde, pasó a denominarse Casa Provincial de Maternidad y Expósitos, que eran atendia por las Hermanas de la Caridad.

Este torno funcionó hasta el año 1931. Cuando una persona quería abandonar a un niño de manera anónima, lo dejaba en la parte exterior del torno, hacía girar la rueda y de esta manera entraba la criatura en el hospicio.

Se les solía bautizar con el nombre del santo del día, y se apellidaban  de la manera que habían entrado. Expósito, Expósito. 

El origen de la Casa de la Misericordia se remonta al año 1581, cuando su fundador, el sacerdote y Catedrático de la Universidad de Barcelona, Diego Pérez de Valdivia, consternado por el gran nùmero de personas pobres que habían en las calles de la ciudad, sin techo donde alojarse, obtuvo una ayuda del Consell de Cent para fundar un asilo en la Casa dels Àngels. Este asilo adoptaría, poco después, el 24 de febrero de 1584, el nombre de Hospital de Nuestra Señora de la Misericordia.

En 1684 sde singularizó la actividad de aquella institución, al acordar el Consell de Cent, que su dedicación se concretara en la acogida de " donzelles necessitades d'ampar", siendo esta la obra social que, desde entonces, centró la actividad de la Casa de  Misericordia, haciendo realidad durante más de cuatrocientos años de trabajo, su voluntad de servicio y solidaridad con las personas necesitadas.
 
Portada del libro "La Casa de Maternitat i Expòsits", que recoge la dilatada historia de uno de los centros de beneficencia infantil más avanzados de España, situado en Les Corts, de Barcelona.


Según un estudio realizado por la Generalitat de Catalunya en el año 2002, sólo 2 de cada 100 niños morían  al nacer, en Catalunya. Ser madre soltera ha dejado de ser una vergüenza y es una opción más. Aunque en ocasiones estremece la noticia de un recién nacido tirado en un contenedor de basura, el abandono de un niño resulta poco frecuente. Sin embargo, en el año 1583 en que nació la Casa de Maternitat i Expòsits, de Barcelona, las circunstancias eran muy distintas. La moral católica y las dificultades económicas de una parte mayoritaria de la sociedad, propiciaban que multitud de niños fueran abandonados.

Para afrontar esta circunstancia fue necesaria crear una institución como la Casa de Maternitat i Expòsits, situada en el barrio barcelonés de Les Corts, y que se creó como un centro de beneficencia gestionado por una comunidad religiosa. Para miles de niños, esta institución fue la puerta a la vida. Al comienzo las cosas fueron difíciles. "Casi todos los niños se morían. No sabían por qué, pero la mortalidad era muy elevada", como explica Josep Montiel, uno de los autores del libro, publicado por la Diputación y el Ayuntamiento de Barcelona, en reconocimiento a la labor realizada por aquella institución.

SOLTERAS, EXPÓSITOS Y HUÉRFANOS

La Casa de Maternitat de Les Corts, acogía a madres solteras que, por circunstancias diversas, se veían obligadas a dar a luz lejos de su domicilio, en el anonimato y de forma clandestina. Tener un hijo fuera del matrimonio suponía, en aquella época , la exclusión social. Las mujeres que estaban en esta situación debían de pasar desapercibidas, hasta el punto de que, a la hora de parir, la mayoría se ponían un velo negro para que ni las comadronas las reconocieran. Después de dar a luz, se esfumaban, aunque algunas, bajo la protección de las monjas de la institución, permanecían allí como nodrizas, cuidando a su propio hijo y a los demás niños abandonados, atendido que la mayor parte de los bebés allí acogidos eran precisamente eso, expósitos.

Normalmente , un familiar de la madre se desplazaba hasta Barcelona -- llegaban gentes de toda la provincia y de otras partes de Catalunya -- y depositaban al recién nacido en un torno, sin que nadie lo viera, y tocaba una campanilla. Entonces " una de las religiosas, conocida como "monja tornera", acudía al instante a recoger al bebé", explica Montiel.

El problema derivaba en que, en los largos trayectos hasta llegar a la Casa de Maternitat, el bebé pasaba frío y casi no comía. Las pésimas condiciones de vida, unidas a la falta de higiene, ocasionaba que la mayoría de ellos  llegaban moribundos.

A finales del siglo XIX se consiguió controlar la mortalidad, y consecuentemente el número de niños acogidos aumentó y la institución quedó desbordada. Entonces se decidió  que los niños enfermos se quedarían allí, mientras que los que estuvieran sanos serían cuidados por nodrizas contratadas en el exterior. "Eso sí. tenían que llevarlos periódicamente allí para que se comprobara que se les trataba correctamente. Y además, a los cinco años tenían que retornar a la Casa de Maternitat", puntualiza Josep Montiel.

EL PROGRESO

"El gran cambio en la Casa de  Maternitat llegó con la Mancomunitat de Catalunya", dice Montiel. A partir de 1914, la Diputación de Barcelona aumentó su aportación económica situando aquella institución como un referente de la beneficencia infantil.

Pero la transformación fue más allá. Los profesores puestos por la Diputación, sustituyeron a las monjas en la educación de los niños, y por vez primera les dieron las clases en catalán. Además, se iniciaron servicios de pediatría, para atender a los cerca de dos mil niños que por aquel enconces residían allí, y de ginecología. La atención médica profesional sustituía así el voluntariado de las comadronas, y la Casa de Maternitat se convertía en una institución pionera en España, al dar paso la caridad a la asistencia social.

LA GUERRA CIVIL ROMPIÓ CON TODO AQUELLO

Los niños abandonados a causa de la Guerra Civil española, eran numerosos y los recursos muy escasos. Ya no se dejaba a su suerte sólo a los bebés, y centenares de padres llevaban allí a sus hijos para que estuvieran a salvo temporalmente. Para poder reconocer a sus hijos cuando regresaran, los marcaban con un signo identificativo, sin embargo algunos no volvieron jamás, y ante el caos de la guerra, a las nodrizas externas les perdieron el rastro.

LA PLENA ADOPCIÓN

El franquismo significó un retroceso. Las religiosas tomaron de nuevo el control de la institución y se dejó de investigar en el campo ginecológico. Aún así, en el año 1940 se procedía a la inauguración del pabellón Azul, en el que se ofrecía asistencia médica durante el parto a las mujeres casadas, mientras que las solteras la recibían en el pabellón Rosa.

El cese de las actividades de la Casa de Maternitat estuvo marcado por un cambio de la legislación. Hasta el año 1958 los padres biológicos podían reclamar a sus hijos en cualquier circunstancia, a pesar de haberlos abandonado con anterioridad, lo cual causaba desánimo a los padres que querían adoptar, atendido que podrían verse alejados de sus hijos, después de haber establecido lazos afectivos

CIERRE DE LA CASA DE MATERNITAT.

La Casa de Maternitat cerró sus puertas allá en los años ochenta del siglo pasado, atendido que los abandonos a la manera tradicional, dejaron de producirse, y el Estat del Benestar se encargó de proporcionar cobijo a los expósitos y huérfanos a través de sus centros de acogida, entre otros servicios sociales. 


FUENTE DE CONSULTA
Autores varios. "La Casa de Maternitat i Expòsits". Diputació de Barcelona i Ajuntament de Barcelona. Barcelona. 2004. 

lunes, 28 de mayo de 2018

LA REVUELTA DE LAS MUJERES EN BARCELONA, PROVOCADA POR LA CARESTÍA DE LA VIDA. (14 DE ENERO DE 1918)

      (Pulsando encima de la imagen, podrán verla aumentada de tamaño)

 A consecuencia de la carestía de la vida, el 14 de enero de 1918, unas comisiones de mujeres recorrieron los barrios barceloneses de Sants, Gracia y Sant Andreu, invitando a las mujeres que estaban trabajando, a que se les unieran, rechazando el apoyo de los hombres, diciéndoles que siguieran ellos trabajando, porque ellas solas eran suficientemente capaces de lograr lo que se habían propuesto, --que era el abaratamiento de las subsistencias -- consiguiendo que una manifestación de unas cuataro mil mujeres se dirigieran a la Plaça Reial, donde improvisaron un mitin.

Por la tarde de aquel mismo día, la manifestación con unas cinco mil mujeres, acudieron al Gobierno Civil, donde se celebró una reunión de la Junta de Subsistencias, para estudiar la posibilidad de aumentar la llegada a Barcelona de artículos de primera necesidad.

El ímpetu de aquellas mujeres consiguió vencer la resistencia de los guardias de seguridad,  que se encontraban de servicio custodiando la entrada al edificio, y en tropel subieron las escaleras para hablar con el gobernador, que a la vista del cariz que tomaba el asunto, dió la orden de desalojar la escalera, que se hallaba repleta de mujeres.

A consecuencia de la presión, entre las que temerosas de resultar heridas  decidieron bajar, y el empuje que desde abajo forzaban el resto de mujeres, provocaron que se desprendiera la baranda de hierro, cayendo un grupo de ellas al vacío, saldándose con un considerable número de heridas, entre las que resultaron con piernas fracturadas, conmociones cerebrales y otras heridas de diversa consideración, pero sin que se registrara ninguna defunción.

Luego, en las calles de Barcelona, grupos de mujeres asaltaron tahonas, detuvieron carros que transportaban carbón y los vaciaban, mientras otras entraban en las  carnicerías en busca de alimentos.

NOTA

Las fotografías proceden de la revista "La Hormiga de Oro". Barcelona

viernes, 25 de mayo de 2018

VIAJE POR EL INTERIOR DEL ALCANTARILLADO DE BARCELONA, CON MOTIVO DE LA INAUGURACIÓN DE UNOS TRAMOS, CON COMIDA SERVIDA DENTRO DEL MISMO LUGAR ( 25 DE MAYO DE 1907)

Se cumple en el día de hoy, ciento once años de la inauguración de los tramos de la red de alcantarillado en la ciudad de Barcelona,  correspondiente a las calles de Entença, Rocafort, Calabria y Borrell, entre la Gran Via de les Corts Catalanes, que en aquella época se denominaba  calle de las Cortes, y Consell de Cent.

El acto estuvo presidido por el alcalde Domènec Sanllehy, acompañado de miembros de su Consistorio, así como otras autoridades locales. arquitectos, representantes de los medios de comunicación social de la ciudad e invitados  que,  junto con una multitud de ciudadanos,  se concentraron en las confluencias de las calles Rocafort con Consell de Cent.

              Procedencia: Ilustración Catalana (1907). Foto: Adolf Mas

Como puede apreciarse en esta fotografía, la entrada a la red del alcantarillado fue adornada con enramadas que rodeaban la rampa de acceso, para poder descender al subsuelo y recorrer el túnel de la red en toda su extensión. Como recoge una crónica de "La Vanguardia", el tramo inaugural fue iluminado con bombillas eléctricas,  y con luces de acetileno las alcantarillas secundarias que vertían sus aguas negras en la principal que se inauguraba. 

Los asistentes tuvieron ocasión de ver en funcionamiento dos vagonetas de recogida y transporte de residuos, que para aquella ocasión habían estado adornadas con flores y verde vegetación, e iluminadas también con luces de acetileno.

Finalizado el trayecto recorrido, la Comisión del Ensanche ofreció un "lunch" a los asistentes, en el interior del mismo alcantarillado.

            Procedencia: Ilustración Catalana (1907). Foto: Adolfo Mas


 Para ello, adosadas a una de las paredes, se extendió una larga hilera de mesas que ocupaba todo el tramo inaugurado. Manteles de hilo, cubiertos, vajilla de porcelana y copas de cristal, todo ello adornado con rosas y claveles.

Animado por los asistentes, el alcalde hizo un brindis y pronunció un entusiasta discurso, destacando que " ... el hecho de que el Ayuntamiento se preocupe de la higienización del subsuelo, no significa que Barcelona sea, como algunos pretenden, una ciudad malsana, en manera alguna; nuestra ciudad, por su clima y por sus condiciones naturales resulta, á no dudarlo, una de las más sanas. Si la comparación de las estadísticas demográficas de Barcelona con las de otras capitales extranjeras de su importancia, resulta que la cifra de su mortalidad es mayor tal vez se deba a que nuestras estadísticas son más aproximadas a la realidad que las otras".

Después de la tanda de discursos, los invitados ocuparon sus respectivos lugares en la mesa, donde se les sirvió, ofrecido por Casa Llibre, un menú de bocadillos " de pasta de brioix" variados, acompañados de cava, y finalmente fueron obsequiados con puros habanos. 

En el exterior, en la calle, la multitud de curiosos, ante la incerteza de lo que se estaba cociendo bajo sus pies, oían murmullos  como procedentes de ultratumba,  mientras el humo de los habanos consumidos salía por la boca del alcantarillado.