lunes, 21 de septiembre de 2015

CONTUNDENTE RESPUESTA DEL AYUNTAMIENTO DE SANT BOI DE LLOBREGAT A LA EXIGENCIA ECONÓMICA DEL GENERAL CARLISTA TRISTANY ( JULIO DE 1872)

 El general carlista Rafael Tristany y Parera.
El general Tristany al frente de tropas carlistas, según Augusto Ferrer-Dalmau.


La tercera guerra carlista se desarrolló en España entre los años 1872 y 1876, entre los partidarios de Carlos, duque de Madrid, pretendiente carlista con el nombre de Carlos VII, y los gobiernos de Amadeo I, de la Primera República y de Alfonso XII.

Hemos encontrado un episodio referido a Sant Boi de Llobregat acontecido en el transcurso de los primeros meses de la contienda, en que el general carlista Tristany exigía una contribución económica al Ayuntamiento, que contestó  con una valiente y contundente respuesta. Lo transcribo a continuación del rotativo madrileño El Imparcial.

"SUCESOS CARLISTAS

Leemos en la Independencia de Barcelona del 15:

""El generalísimo Tristany (1) ha enviado una comunicación al Ayuntamiento de San Baudilio de Llobregat, exigiéndole la cantidad de 1200 duros pagaderos por todo el día 20. Tristany hace grandes amenazas en caso de no cumplirse esta órden.

El Ayuntamiento le ha contestado diciendo que si quería dicha cantidad podía ir por ella cuando gustase, con el bien entendido de que será recibido a balazos"" (2)


(1) Rafael Tristany y Parera (Ardévol, El Solsonés, 1814 - Lourdes, Francia, 1899) fue un militar carlista catalán que ingresó en el ejército a los 19 años de edad, alcanzando el grado de teniente coronel en la primera guerra carlista, después de participar en diversas acciones, como las batallas del Bruc o Tona, y en el asalto a la ciudad de Solsona, resultando herido en 1840 en la batalla de Biosca.
En la segunda guerra carlista alcanzó el grado de brigadier, dirigiendo una brigada de 3000 soldados, tomando las ciudades de Sallent y Berga, y consiguiendo la rendición de Prades. En mayo de 1849 al finalizar la guerra con derrota carlista, se refugió en Francia.
Al iniciarse la tercera guerra carlista regresó a Catalunya, siendo normbrado comandante general y consiguiendo la rendición de diversas plazas, como Taradell o Sant Feliu de Pallarols.
En 1873 fue nombrado comandante general de Lleida y Tarragona, participando en la toma de Igualada y en los asaltos de Vic y Manresa. En 1875, perdida la guerra, se le nombró capitán general de Catalunya.
Al finalizar el conflicto bélico se trasladó a la ciudad francesa de Lourdes, donde residió hasta su fallecimiento.
En 1913 sus restos mortales fueron trasladados a su ciudad natal de Ardévol.
Recibió los títulos de Barón de Altet, Conde de Avinyó y Marqués de Casa Tristany.

(2) EL IMPARCIAL. Madrid, jueves 18 de julio de 1872. Pág. 2


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada