lunes, 24 de enero de 2011

RECORDANDO AL AMIGO JOAQUIM COCA ROS, FALLECIDO EN EL AÑO 2008

De izquierda a derecha, mi hermana María Alba; D. Joaquím Coca Ros; el que suscribe estas líneas y mi esposa Magdalena, en una cena de homenaje al alcalde de Sant Boi de Llobregat, José Milá Gelabert, en la Sala de Baile del Ateneu Santboià, de Sant Boi de Llobregat. (Finales años 60). Foto: Segura.
De manera casual, acabo de enterarme del fallecimiento de un buen amigo, al que hacía algún tiempo no había visto, a pesar de que desde su jubilación residía en el mismo municipio de Sant Boi de Llobregat. Me refiero a D. Joaquim Coca Ros, prestigioso periodista que ejerció la mayor parte de su vida profesional en "Diario de Barcelona" y que, tras su desaparición, se incorporó en "La Vanguardia", donde permaneció hasta su jubilación.
Joaquim Coca Ros tenía sus raíces en Sant Boi de Llobregat. Era de "Cal Patana". Por motivos profesionales fijó residencia en Barcelona. Alternaba su condición de funcionario del Ayuntamiento de Barcelona con su actividad periodística en "Diario de Barcelona".
Durante mis años de corresponsal en "Diario de Barcelona", el Sr. Coca Ros era el Jefe de la Sección Regional ("Toda Cataluña"), donde publicaba mis colaboraciones. Jamás puso el más mínimo reparo a los contenidos de las informaciones que le hacía llegar, que se publicaban íntegramente, a pesar de que en más de una ocasión, le llamaron la atención por parte de la Dirección, y que yo supe más tarde por terceras personas.
Cuando se jubiló, fijó residencia en su Sant Boi natal. Coincidíamos con cierta frecuencia por las calles el municipio, y recordábamos épocas pasadas. Se mantuvo siempre muy activo. Me había enseñado un huerto que tenía en su casa y donde cosechaba algunas verduras para consumo propio. Mantenía relación y contacto con sus antiguos compañeros de profesión, con quienes solía reunirse en Barcelona quincenalmente en torno a una buena mesa y compartir recuerdos pasados.Con cierta frecuencia acudía al cementerio municipal de Sant Boi de Llobregat para depositar unas cuidadas flores en el nicho donde descansaban los restos de su esposa, con la vivió muy felizmente. Era una persona abierta y muy participativa. Un buen amigo de sus amigos. Descanse en paz el buen amigo Joaquim Coca Ros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada