viernes, 5 de febrero de 2016

EL CAMPO DE AVIACIÓN DE ROSANES, ENTRE LA GARRIGA Y L'AMETLLA, CONVERTIDO EN AERÓDROMO DURANTE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA.

 (Foto: Albert Benzekry)


Vista parcial de los terrenos del antiguo campo de aviación de Rosanes, en la actualidad.



Esteban Fernández, un empresario argentino apasionado por la aviación, construyó, a principios de la década de los años treinta del pasado siglo , un campo de aviación particular en terrenos próximos a la masía Rosanes -- de ahí su nombre -- entre los términos municipales de la Garriga y l'Ametlla.

En el transcurso de la Guerra Civil española, allá por el año 1937, el Govern  de la República se fijó en aquellas instalaciones  y las convirtió, cinco veces más amplias, valiéndose de los terrenos agrícolas de sus contornos, pertenecientes a los municipios de la Garriga, Les Franqueses del Vallès y l'Ametlla, para convertirlo en aeródromo de guerra, que desempeñaría un papel muy importante en su activa participación en los frentes del Segre y del Ebro, y más tarde en la defensa aérea de Barcelona.

Actualmente el campo de aviación de Rosanes conserva el espacio que ocupó en aquella época y todas sus infraestructuras, tales como la torre de control, los edificios de los mandos, el comedor, la garita de vigilancia, el hangar y el chalet racionalista entre otros. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario