sábado, 9 de febrero de 2013

LA CRISIS DEL LADRILLO Y EL INGENIO DE UNOS ALBAÑILES DE SANT BOI DE LLOBREGAT, EN NOVIEMBRE DE 1934)


Habitualmente el  ramo de la construcción ha tenido   temporadas de mucho  auge y también  temporadas de acusada  crisis económica.  En estos últimos años  la actividad   ha caído en picado, como consecuencia de haberse construído de manera desmesurada sin planificación alguna, obedeciendo a intereses oscuros e inconfesables, y al mismo tiempo  no estar exenta de numerosos  casos de corrupción política. Las consecuencias de esta "burbuja inmobiliaria" se la conoce como " la crisi del totxo", es decir,  "la crisis del ladrillo".

En los tiempos actuales, los trabajadores de la construcción que a raíz de esta circunstancia se han quedado sin trabajo, han podido acogerse, en el supuesto de reunir  los requisitos necesarios,  al subsidio del paro, que significa que durante un tiempo determinado pueden cobrar mensualmente un dinero que les permite cubrir unas necesidades básicas mientras intentan encontrar un nuevo puesto de trabajo.

Sin embargo,  en la década de los años treinta del siglo pasado, y antes de estallar la Guerra Civil española, las familias tenían que afrontar las crisis o los infortunios de sus actividades profesionales, haciendo uso del ingenio propio,  porque nadie  "les iba a sacar las castañas del fuego" y no les quedaba otra alternativa que espabilarse  cada uno como mejor sabía y podía, para seguir subsistiendo.

EL CASO DE LA CONSTRUCTORA SAMBOYANA SOCIEDAD COOPERATIVA.

En los primeros días del mes de noviembre de 1934, el matutino barcelonés "La Vanguardia" publicaba un suelto de su corresponsal Vilalta, informando que "La Constructora Samboyana  Sociedad Cooperativa, con motivo de la crisis que atravesaba el ramo de la construcción, emprendió por su cuenta la construcción de una casa que luego quiso poner en sorteo. La idea fue acogida con tal éxito que los números fueron  agotados en muy breve espacio de tiempo, pero se ha dado el caso de que han surgido muchos inconvenientes, de carácter legal para que dicha casa sea otorgada por sorteo. Sin embargo los dirigentes de aquella esperan que durante el tiempo que resta del año en curso, sea totalmente solucionado este asunto" (1)

(1) "La Vangurdia"  Domingo, 4 de noviembre de 1934. Página 35.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada