viernes, 22 de febrero de 2013

UNAS FIRMAS CONSIGUIERON EL CIERRE DE UNA CASA DE CITAS EN SAN BAUDILIO DE LLOBREGAT ( AGOSTO DE 1930)

La casa de citas del "Gatonegro" estaba situada a la derecha de la imagen, en la carretera C-245 esquina con la actual calle de mossèn Cinto Verdaguer. Hace unos años, estos viejos edificios fueron demolidos, y en su emplazamiento existen actualmente  unas zonas ajardinadas. (Foto: Joan Vendrell Campmany. Año 1968).

Antiguamente, la actual carretera C-245 a Santa Creu de Calafell, a su paso por Sant Boi de Llobregat, que procedente de Barcelona por Cornellá de Llobregat, atraviesa el río Llobregat, y comunica Sant Boi de Llobregat con Viladecans, Gavá y Castelldefels, discurría por unos solitarios  parajes alejados del núcleo urbano, junto a unos campos de frutales del llano del Llobregat.  En el emplazamiento conocido por "Gatonegro", entre las actuales calles de Jaume Balmes y Mossèn Cinto Verdaguer, existían unas casitas, y  en una de ellas, esquina con esta última calle, se ejercía la prostitución.

A mediados del año 1930, el presbítero Juan Solanas (1) se propuso cerrar aquel establecimiento, y para ello se apresuró a recabar firmas entre el vecindario de la población santboiana,  para  que  apoyaran  su petición en escrito que entregó  al Gobernador Civil de Barcelona, consiguiéndololo a finales del mes de agosto de aquel año, a tenor de un suelto publicado en el periódico "La Vanguardia":

"Felizmente desapareció la casa de mala nota instalada en la carretera de Viladecans, no lejos de la fábrica Dúbler, gracias al celo del reverendo doctor Juan Solanas, que reunió un sinnúmero de firmas las cuales se dirigieron al gobernador civil pidiendo el cierre de la aludida casa" (2)

Sin embargo, finalizada la Guerra Civil española, y  a principios de la década de los años cuarenta, aquella casa de citas volvió de nuevo  a ejercer su actividad, y así  se mantuvo hasta  que cerró definitivamente a principios de los años sesenta del siglo pasado. (3)

(1) Juan Solanas nació en Sant Boi de Llobregat en 1866. Cursó carrera eclesiástica  en el seminario de la diócesis, siendo ordenado presbítero en 1890. No ejerció su ministerio en su pueblo natal, y a lo largo de su vida sacerdotal resultó muy polémico por su tenaz lucha contra un beneficiado, que originó una serie de enfrentamientos contra nueve obispos españoles, y que publicó en dos libros: "Mis luchas con nueve obispos o historia de un cisma". Imprenta de "Unión Obrera". Barcelona. Tomo primero año 1934, y tomo segundo  año 1936.

(2) "La Vanguardia"  Jueves, 14 de agosto de 1930. Página 24

(3) Testimonio de clientes habituales de aquel establecimiento, y  que por motivos obvios silencio su identidad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada