miércoles, 27 de mayo de 2015

CRIMEN HORRENDO EN SAMBOY DE LLOBREGAT (ABRIL DE 1848)


Todos los crímenes son horrendos, pero el caso que seguidamente transcribo, ocurrido en Sant Boi de Llobregat en abril de 1848, perpretado por el vecindario del municipio, tomándose la justicia por su mano, posiblemente pueda ser considerado como uno de los más atroces y horribles  que se hayan cometido.

"CRIMEN HORRENDO - JUSTICIA CATALANA  Leemos en el BARCELONÉS del 21

""Anteayer sobre las diez y media de la mañana ocurrió un suceso deplorable en el vecino pueblo de Samboy de Llobregat. Un pordiosero manco se presentó en la casa de N. Rabaxi á pedir limosna, que le hizo la esposa llamada Petit, entregándole una moneda de dos maravedises; en seguida le preguntó el pordiosero dónde estaba su marido, y contestándole María que se hallaba á la siembra de melones, le dijo el pobre : " a tí te busco", la empujó hacia dentro de la casa, y al lado del hogar la metió el brazo manco en la boca para impedirle que gritase, y cogiendo una podadera la cortó la mano derecha, cayendo la infeliz María desmayada y desangrándose. El pordiosero lavó la podadera colocándola en el mismo lugar que la encontró; dejó la puerta entornada y se fué a pedir limosna por las demás casas; al poco rato volvió en sí María y se levantó para pedir socorro, pero volvió a caer cerca de la puerta de la calle, y sentida por los vecinos del lado, acudieron a prestarle auxilio, quedando horrorizados al verla mutilada. Preguntaron por el agresor, balbuceando pudo nombrarlo, y  la gente corrió á aprehender al pobre, metiéndole en la cárcel.

Entretanto iba cundiendo la noticia por el pueblo, acalorándose los ánimos con relación a aquella atrocidad; llegó su marido á poco rato, y quedó exasperado al ver á su esposa en tan fatal estado, las mujeres estaban enfurecidas, los hombres se alarmaron; por fin se alborotó el pueblo, se tocó á somatén, y la muchedumbre se dirigió á donde se hallaba el criminal, se apoderó de él y le dió muerte metiéndole un palo de escoba por la boca que le salió por el cuello. Después lo arrastraron  por las calles del pueblo, retirándose la multitud sin ulterior resultado"" (1)


(1) EL CLAMOR PÚBLICO. Periódico del Partido Liberal. Edición de Madrid. Núm. 1209. Martes, 25 de abril de 1848. Pág. 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada