martes, 19 de mayo de 2015

PROMOCIÓN TURÍSTICA DE LA GARRIGA A TRAVÉS DE UNA PEQUEÑA GUÍA ILUSTRADA.

L'Àrea de Turisme de l'Ajuntament de la Garriga, en colaboración con la Diputació de Barcelona, han editado una pequeña guía ilustrada en tres idiomas, catalán, español e inglés, que resume las principales características del municipio, y que a continuación me limito a reproducir en su versión española:

TERMALISMO

Ha sido uno de los principales motores de la vida ciudadana. El primer núcleo urbano se abasteció cerca de las termas que, en el año 1400, curaron al rey Martí l'Humà. Aún hoy se puede ver la fuente termal conocida popularmente como "El Pou Calent", situada en la calle Banys, entre los dos balnearios actuales.

MODERNISMO DE VERANEO

Hablar de la arquitectura en la Garriga es hablar, principalmente, de modernismo y en concreto de la obra del arquitecto Raspall, máximo exponente  del modernismo de veraneo. Llevó a cabo  un importante trabajo de planificación urbanística promovido por destacados miembros de la burguesía barcelonesa de los inicios del siglo XX. Se destaca por su magnitud, la manzana Raspall declarada Monumento Nacional en la categoría de monumento histórico, las cuatro casas que la forman presentan todos los elementos característicos del modernismo.

También podemos encontrar la Villa Romana de Can Terrers declarada también  Monumento Nacional en la categoría de zona arqueológica, es uno de los asentamientos rurales de la época romana más relevantes del patrimonio cultural catalán y la Doma, antigua iglesia parroquial con elementos románicos y góticos.

EL CORPUS

La Garriga es conocida, entre otros aspectos por la celebración de una de las fiestas de mayor tradición popular: la festividad del Corpus, documentada desde el siglo XIV. En esta línea tan significativa se alfombran con claveles y ginesta casi dos kilómetros de calles de la población. Es la festividad más arraigada, muchas generaciones la han mantenido por encima de modas, política, cambios de vida, etc.

ENTORNO NATURAL

Las condicones climáticas y medioambientales del municipio y de su entorno, hacen también de la Garriga un lugar privilegiado. "El Passeig", un paseo con más de un kilómetro de largo, la presencia de bosques, fuentes, viñas y rutas que salen de la población a lugares cercanos o más alejados, permiten descubrir la belleza interior y la que rodea la población. Lugar tradicional de veraneo, el municipio dispone de lugares de interés, de parajes con excelente calidad ambiental y atmosférica, muy conocida y apreciada.

Y TAMBIÉN...

Entre los diversos campos de la actividad comercial que se desarrolla en la Garriga, hay alguno que merece mención especial. Su trayectoria les ha proporcionado un destacado papel que ha superado los límites locales.

La conocida "Botifarra de la Garriga" se ha convertido siempre en garantía de la máxima calidad y el sector del mueble, donde podréis encontrar todo lo necesario para la casa con la calidad y diseño que nos caracteriza.

También destacaríamos otros lugares emblemáticos como El Passeig, la Villa Romana, la iglesia románica de la Doma, la Ermita  de Santa María del Camí, el Molino de Blancafort, la fortaleza de Rosanes, o el refugio antiaéreo de la estación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada