domingo, 17 de abril de 2016

23 DE ABRIL: FESTIVIDAD DE SANT JORDI, " DIA DEL LIBRO Y DE LA ROSA"

 Festividad de Sant Jordi. Día del Libro y de la Rosa.
 Monumento a San Benito Menni, en los jardines de la institución "Benito Menni. Centre Assistencial en Salut Mental", de la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, en Sant Boi de Llobregat (Barcelona), en que el Padre Benito Menni lleva en su mano izquierda un libro -- posiblemente las Constituciones-- coincidiendo con la floración de un rosal plantado  en sus pies,  que curiosamente parece que sujeta también un rosa roja, en la festividad de Sant Jordi. (Foto: Joan Vendrell i Campmany)
Retablo de Sant Jordi, de Pere Niçard (1468), con la ciudad de Mallorca idealizada al fondo (Museu Diocesà de Mallorca)

Desde mediados del siglo XV, el día 23 de abril se celebra cada año, en Catalunya, la tradicional Diada de Sant Jordi, patrón de Catalunya desde el año 1094.

La tradición dice que Sant Jordi fue un mártir cristiano, nacido en la Capadocia (1), entre los años 275 y 280, hijo de una familia de la nobleza rural, y que murió el 23 de abril de 303, posiblemente en Palestina.

A lo largo de los años, este día se ha consolidado como una fiesta tradicional y emotiva, en que los enamorados se intercambian un libro y una rosa en el ámbito de una jornada popular y pacífica, que exalta unos valores tan humanos como pueden ser el amor, la cultura y el patriotismo.

Las rosas y los libros que se intercambian las personas queridas, llegan a rebosar, por un día, las calles y plazas de todas las ciudades y pueblos de Catalunya, representando una fiesta de participación popular impregnada por unas características únicas en el mundo, en que, paradógicamente es un día festivo que los catalanes celebran trabajando.

A Sant Jordi se le atribuyen hechos legendarios, como el de la liberación de la princesa de las garras del temible dragón, en la villa de Montblanc.

El culto a Sant Jordi -- que significa campesino, en griego -- se extendió con rapidez por todo Oriente, y se fijó la fecha de celebración el 23 de abril de cada año.

En Catalunya su culto se remonta al siglo X. En el año 1022, el abad Oliva erigió un altar en el monasterio de  Ripoll en honor suyo.

En el siglo XV ya se celebraba la festividad de Sant Jordi en el Palau de la Generalitat de Catalunya, coincidiendo con la feria de rosas que tenía lugar en el patio de aquella institución. 

Parece ser que la tradición de regalar una rosa a la mujer que se ama, se remonta al siglo XV, en ocasión de la "Feria de los Enamorados", que se celebraba en Barcelona, si bien lo cierto es que había la costumbre de regalar una rosa a todas las chicas que asistían a la Misa que se celebraba en la capilla dedicada a Sant Jordi, en el Palau de la Generalitat de Catalunya.

Por otra parte, el 23 de abril coincide con la fiesta del " Día del Libro", que se celebró por vez primera  el 7 de octubre de 1926, a instancias del escritor y editor valenciano afincado en la Ciudad Condal, Vicent Clavel Andrés, que lo propuso a la Cámara Oficial del Libro de Barcelona, para conmemorar el nacimiento de Cervantes. El Presidente del Gobierno español, Primo de Rivera, lo aceptó, y el Rey Alfonso XIII firmó el decreto instituyendo la "Fiesta del Libro Español", que en el año 1930 se trasladó al día 23 de abril, por ser la fecha de la muerte de Cervantes. El 1995, la Unesco declaró esta fecha, en que también fallecieron William Shakespeare y Josep Pla, "Día Mundial del Libro y de los Derechos de Autor" , y de ahí que es costumbre que los hombres obsequien con una rosa a la mujer querida y esta le corresponda regalándole un libro.

La leyenda de Sant Jordi y el dragón es común a casi toda Europa, y muchos paises, como Inglaterra, Portugal o Grecia, la han atribuída como suya. En catalunya es, en el municipio de Montblanc, donde arraigó con más fuerza, celebrándose todavía la Semana Medieval de Montblanc, en que, junto con otros actos, se representa cómo Sant Jordi mató al dragón que tenía tiranizada a la capital de la comarca de la Conca de Barberà.  En las antiguas murallas de aquella población, existe un portal que se conoce como Portal de Sant Jordi, que la tradición asegura que fue por donde salió el caballero después de matar al  dragón.

(1) Es una región histórica de Anatolia Central, en Turquía. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada