domingo, 23 de octubre de 2016

CASTAÑAS, MONIATOS, PANELLETS Y VINO DULCE, PARA ESTAS FECHAS.

 Castaños, entre la niebla del Montseny ( Foto: Carlos Manzanera)
 Las castañeras, en el exterior de  la iglesia de Betlem, esquina co las Ramblas de Barcelona. Año 1916  (Foto: AFB Frederic Ballell)
 Castañas asadas
 Moniatos asados.
 Panellets
 Vino dulce. Moscatel.
Del auca en "El libro verde de Barcelona", de Juan Cortada Sala y José de Mansarrés. Barcelona, 1848.


Esta semana que entramos, la 43 del año en curso, es la semana que, en su último día, anterior a la festividad de Todos los Santos, es una antigua tradición   que, las familias y amigos se reúnan , por la noche,  en torno a la mesa para comer las típicas castañas asadas, los moniatos asados y los variados panellets, sin que pueda faltar el típico vino dulce, que puede ser moscatel o mistela.

LA CASTAÑA

Es el fruto del castaño, muy abundante en Galicia, pero que se encuentra también en otros bosques de la península. En Catalunya son muy apreciadas las castañas del macizo del Montseny.

Las castañas pueden comerse crudas, hervidas o asadas, y constituye  un importante aporte calórico, debido a que son ricas en grasas, proteínas, minerales y en Vitamina C.

EL MONIATO

El moniato, boniato, batata o patata de Málaga, es el tubérculo de una planta herbácia ( la moniatera), de la familia convolvulaceae, originaria de los trópicos de América Central, donde ha estado cultivada desde hace más de 8000 años. En la zona del Perú se han encontrado representaciones de estos tubérculos en piezas prcolombinas y restos en algunas tumbas. Llegó a Europa a través de Cristóbal Colón, y su cultivo se propagó  con rapidez por todo el continente.

El moniato es parecido a la patata, y se cultiva para explotar su raíz tuberosa, que es comestible,  por ser un alimento con unas altas propiedades nutritivas y una buena fuente de provitamina A.

Se puede encontrar durante el otoño y hasta principios de invierno.

PANELLETS

Son unos dulces típicos de Catalunya, Aragón, Valencia, Baleares y el Principado de Andorra.

Los panellets, como tal, datan del siglo XVIII, cuando se consumían como comida bendecida para compartir después de las celebraciones religiosas. Algunas creencias consideran  que tienen su origen en el Norte de Europa, donde a consecuencia de los intensos fríos,  su consumo se hacía necesario al ser ricos en calorías, para que  los niños pudieran  soportar mejor la larga noche de difuntos, mientras que otros sostienen que derivan de la repostería árabe, atendida su composición a base de almendras y la influencia de la cultura árabe.

Se consumían el Día de Todos los Santos ( 1 de noviembre) y el Día de Difuntos ( 2 de noviembre), en que las campanas de las iglesias tocaban a muertos durante la noche del día 1 al 2, y en que la mayor parte de la población permanecían en vigilia.

Actualmente se han convertido en un producto muy popular. En 1807 eran muy populares y se vendían en las calles, según explica el Barón de Maldá.

En nuestros días se compran en pastelerías o se confeccionan en casa, como complemento de una fiesta para compartir en familia o amigos.

Se elaboran básicamente  con una masa dulce, hecha de azúcar, almendra cruda molida, huevo y limón rallado para que tenga una textura más esponjosa. En el exterior se recubren con clara de huevo, que hace de adherente  para colocar una capa de piñones.

Existe una amplia gama de panellets, de coco, de chocolate, de café, de membrillo, y de un largo etcétera. Para todos los gustos.


EL VINO DULCE: MOSCATEL I MISTELA

El vino  moscatel procede la de la uva moscatel, muy madura y soleada.

A partir de la uva moscatel se elabora un vino de licor, habitualmente llamado mistela, mayoritariamente en la zona de Valencia.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada